jueves, 14 de junio de 2012

La clase de geografía que Starbucks se perdió.

Suelen darse muchos casos de confusión cuando nos referimos a Inglaterra, Gran Bretaña o a Reino Unido, ya que muchas veces ambos territorios geográficos se confunden.

Para dejarlo claro, las diferencias son las siguientes: 

Inglaterra no es un país sino un estado que compone toda la parte sur y central de la isla de Gran Bretaña.

Gran Bretaña hace mención a la isla más grande de Europa, en la cual se pueden ubicar tres naciones históricas: Inglaterra, Gales y Escocia pero no Irlanda.

El Reino Unido si es un país miembro de la Unión Europea y está compuesto por la isla de Gran Bretaña y por tanto por sus naciones (Inglaterra, Gales y Escocia), además de contar con Irlanda del Norte y otras pequeñas islas.


Otro país completamente distinto a pesar de su proximidad geográfica es el resto de la isla irlandesa, excluyendo el noreste de la misma, la denominada República de Irlanda. Entre las dos partes de Irlanda o incluso entre los dos países (La República de Irlanda y Reino Unido), sigue habiendo cierta tensión debido al conflicto que se produjo en la segunda mitad del siglo XX, tras el cual la República de Irlanda logró su independencia y la isla quedó políticamente dividida en dos partes.


Es cuando hablamos de Islas Británicas, cuando nos referimos a Gran Bretaña y a la entera isla de Irlanda.
Creo que ya he profundizado demasiado en esta 'mini clase' de geografía o historia, el punto que quiero aclarar con esto, es que hay que tener cuidado cuando se habla de una u otra nación pues todavía hoy existen tensiones y en ambas partes suelen odiar ser confundidos.

Es por eso, que una marca con tanta presencia y tanto renombre como Starbucks, debería tener cuidado a la hora de dirigirse a los ciudadanos de una nación u otra.

En su caso, con el objetivo de celebrar el 'Diamond Jubilee' o los 60 años de reinado de Isabel II (monarca del Reino Unido), la marca especializada en cafés lanzó un concurso a través de Twitter en el que animaba a los usuarios a contar las razones por las cuales estaban orgullosos de ser británicos.
El problema es que se publicó también en la cuenta de Twitter para Irlanda y como os podéis imaginar a los irlandeses no les hizo ninguna gracia.




A pesar de que la cuenta de Starbucks en Irlanda tiene menos de 2.050 seguidores, la noticia se extendió y creó una oleada de críticas e insultos hacia la marca. Starbucks pidió disculpas a todos los irlandeses pero no borró el twitt original causando una gran mancha de imagen en este país orgulloso de ser lo que es y de haber llegado donde ha llegado.






3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar