domingo, 20 de octubre de 2013

Un estudio con Oreos revela que productos de este tipo son tan adictivos como la misma cocaína.

Ya nos lo decía el eslogan de las Lays: "¿A qué no puedes tomar solo una?" Estas patatas fritas, al igual que muchos alimentos del estilo: con altos niveles en grasas o azúcares, generan una gran adicción en el consumidor.


Para demostrar este hecho que todos ya sospechábamos. desde Connecticut College se ha realizado un estudio en el que en lugar de utilizar patatas, ha empleado galletas Oreo. Otro producto que nos incita a consumir más de lo apropiado.

El experimento ha sido realizado con ratas, a las cuales se les ofrecía la posibilidad de enredar con galletas Oreo (en un lado del laberinto) o con tortas de arroz (en otro lado del laberinto). Al identificar cada lado con un producto, todas las ratas decidieron irse hacia el lado de las Oreos.

Las galletas Oreo son tan adictivas como la cocaína, muestra estudio con ratasPara comparar los efectos de este aparente inocente snack, con los de la cocaína, realizaron el mismo experimento solo que esta vez las ratas tenían que decidir entre una inyección con solución salina o una inyección de cocaína o morfina.

El resultado tras estudiar las decisiones y el tiempo que pasaron en cada lado del laberinto ha concluido que las Oreos (y por consiguiente todos los alimentos altos en grasas y azúcares) activan el centro del placer del cerebro, tanto o más que las drogas.


A pesar de que estas conclusiones pueden no ser aplicables a humanos, lo cierto es que todos hemos sentido esa sensación de placer al disfrutar de galletas, dulces u otros productos. Esto puede ser tremendamente perjudicial pues a pesar de no ser productos tan directamente dañinos como la cocaína si que son más accesibles y abusar de hechos podría tener consecuencias nefastas para nuestra salud.

Está claro que crear productos adictivos beneficia al consumo de muchas compañías y por eso se producen cada día más, especialmente yo desde Estados Unidos he podido comprobar la capacidad adictiva que muchos productos tienen. Es una pena pero es la realidad, hay que aprender a controlarse.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mira quien fue a hablar :) Tú escribes cosas preciosas que mueven sentimientos y hacen pensar. Hace tiempo que no veo ningún post nuevo en tu blog, espero que no lo dejes porque tienes un don.

      Eliminar